Don t stop rolling stones descargar gratis

El tiempo está de mi lado

Sorprendentemente, el acto de descargar esa canción consume la misma cantidad de energía que el streaming. Pero una vez descargada la canción, la cantidad de gases de efecto invernadero emitidos es mucho menor por cada reproducción adicional que si se sigue reproduciendo en streaming desde la nube.

En el dispositivo del oyente, el streaming consume el doble de batería que la reproducción de una canción descargada. En el lado del DSP, el streaming de una canción activa los servidores donde las canciones viven en la nube. Estos servidores requieren energía, sistemas de refrigeración masivos, conectividad a Internet, edificios y terrenos. El Informe de Sostenibilidad 2020 de Spotify explica que estas actividades intensivas en carbono producen más de 70.000 toneladas al año de CO2, dióxido de carbono, el gas de efecto invernadero más frecuente.    El informe señala que “la segunda mayor fuente de emisiones es la fase de usuario”, es decir, tú, el oyente, “que supone el 42 % de nuestras emisiones”. Eso supone otras 70.000 toneladas de CO2 aproximadamente.

Sin embargo, las emisiones de los oyentes proceden sobre todo de los streamers, no de los descargadores.    Si todas las canciones se descargaran en lugar de escucharse en streaming, se reducirían en un 80% las emisiones de CO2 tras la primera escucha. En otras palabras, casi todas las actividades intensivas en carbono se mitigarían tras la descarga inicial (aproximadamente 70.000 toneladas eliminadas). Además, escuchar canciones descargadas consume la mitad de batería que escucharlas en streaming (otras 47.000 toneladas eliminadas). Los cálculos no son perfectos porque no tienen en cuenta las emisiones de los servidores asociadas a las descargas, pero el concepto básico es válido.

(no puedo obtener no) satisfacción

El tiempo no se aplica a los Rolling Stones como a otros grupos de rock. Su longevidad es asombrosa: esta banda lleva 55 años en activo. Cincuenta y cinco años. Sus miembros fundadores, Mick Jagger, Keith Richards y Charlie Watts, llevan casados mucho más tiempo del que dura la inmensa mayoría de los matrimonios y también más de lo que duran muchas vidas.

Con toda probabilidad, el álbum de estudio más reciente de la banda, Blue & Lonesome, será el último. Han pasado 11 años desde el anterior, y Mick, Keith y Charlie tienen más de 70 años. El guitarrista Ronnie Wood, que se incorporó en 1976, es el más joven con 69 años. En algún momento, el tiempo hará con ellos lo que siempre hace. Pero antes de eso, intentemos tener en cuenta lo que los Rolling Stones han conseguido desde que salieron de Londres en 1962. Como atestiguan las 373 canciones que siguen, ha sido una vida de rock and roll improbablemente larga, salvajemente lucrativa, llena de baches y muy a menudo brillante.

– Keith Richards es el Rolling Stone al que todo el mundo quiere, con el que te imaginas compartiendo una cerveza. Mick, no tanto. Si Jagger se dignara a tomar una copa con un plebeyo, sospecho que sería algo así como si se tomara un batido vampírico de Peter Thiel mientras te mira con prismáticos enjoyados y una modelo eslovena le aplica ungüentos antiedad en las arrugas. En otras palabras, él no mola y Keith sí. El problema con esa dinámica es que disminuye la contribución de Mick. Una gran canción de los Rolling Stones, a diferencia de una gran canción de los Beatles o una gran canción de Led Zeppelin, es el resultado de que los líderes de la banda trabajen al máximo al mismo tiempo. Keith Richards hace melodías y riffs de guitarra sólidos como el resto de nosotros respiramos (la batería de Charlie Watts es igual de consistente). Así que lo que realmente separa a los apex Stones de los buenos Stones, y a los buenos Stones de los malos Stones es que Mick Jagger iguale la excelencia de Keith. Cuando canta bien y sus letras tienen sentido, los resultados son buenos. Cuando no, no hay mucho que Keith pueda hacer para ayudar. Keith es la constante; Mick es la variable. (Mick también fue el que empujó a la banda hacia nuevos sonidos y estilos. ¿Era un cazador de tendencias? Sí, pero a menudo captaba sonidos que merecían la pena).

Comentarios

La Edad de Piedra digital de los virus fáciles de detectar ha terminado. Las ciberamenazas actuales, desde el P2P Zeus hasta el ransomware Clop, van directamente a por su cartera y son más inteligentes que nunca a la hora de eludir la detección, escalar por las redes y cambiar en respuesta a los ataques frustrados.

Las nuevas tecnologías de inteligencia sobre ciberamenazas incluidas pueden analizar e identificar actividades sospechosas a nivel de red y bloquear exploits sofisticados, URL relacionadas con malware o botnets y ataques de fuerza bruta.

Nuestro último piloto automático está diseñado para actuar como “asesor de seguridad” y ofrecerle una visión más profunda de su postura de seguridad. Sus funciones inteligentes le permiten recomendar acciones de seguridad en el contexto de las necesidades de su sistema y sus patrones de uso.

Con esta compleja función, puede restaurar los archivos de su Mac sin tener que pagar rescate. La Protección de Time Machine le da ventaja frente al malware que puede intentar cifrar o destruir sus copias de seguridad.

Nuestro último Piloto Automático está diseñado para actuar como Consejero de Seguridad y ofrecerle una visión más profunda de su postura de seguridad. Sus funciones inteligentes le permiten recomendar acciones de seguridad en el contexto de las necesidades de su sistema y sus patrones de uso.

Brian Jones

The Rolling StonesLos Rolling Stones actuando en el Summerfest de Milwaukee en 2015. De izquierda a derecha: Charlie Watts, Ronnie Wood, Mick Jagger y Keith Richards.AntecedentesOrigenLondres, InglaterraGéneros.

Los Rolling Stones son una banda inglesa de rock formada en Londres en 1962. Activos durante seis décadas, son una de las bandas más populares y duraderas de la era del rock. A principios de la década de 1960, los Rolling Stones fueron pioneros del sonido rítmico y descarnado que llegó a definir el rock duro. Su primera formación estable estaba compuesta por el vocalista Mick Jagger, el multiinstrumentista Brian Jones, el guitarrista Keith Richards, el bajista Bill Wyman y el batería Charlie Watts. Durante sus años de formación, Jones fue el líder principal: reunió a la banda, le puso nombre e impulsó su sonido e imagen. Después de que Andrew Loog Oldham se convirtiera en manager del grupo en 1963, les animó a escribir sus propias canciones. Jagger y Richards se convirtieron en la principal fuerza creativa de la banda, alejando a Jones, que había desarrollado una adicción a las drogas que interfería en su capacidad para contribuir de forma significativa.